Las empresas que tengan más de 50 empleados tendrán que habilitar un canal de denuncias